Ficha:

  • Nombre: Kyburg-ruta jacobea desde Winterthur
  • Situación: Montes de Winterthur.
  • Punto de partida: Winterthur. Suiza.
  • Desnivel: 150 m.
  • Duración: 18,06 km ida y vuelta y 4h 30 min.
  • Cartografía: Google Earth.

Thumbnail image 


  • Mapa de situación:

9 km, 03:48:40

Desde  hace 1000 años, los devotos de toda Europa peregrinaban a España hasta la tumba del Apóstol Santiago en Santiago de Compostela. Los caminos que conducen hasta ese lugar se denominan caminos de Santiago y son utilizados por peregrinos hasta el día de hoy.

La parte suiza del camino conduce por varias rutas cercanas entre sí, las cuales van desde Constanza o St. Gallen hacia Zúrich, Lucerna, Interlaken, Berna, Friburgo, Lausana y Ginebra. El tramo suizo del peregrinaje termina, según la tradición antigua, con el viaje en barco desde Lausana a Ginebra. No obstante, gracias a la buena red de transporte de Suiza, también es posible recorrer parcialmente esta ruta de peregrinación en barco, bus o ferrocarril.

Nosotros vamos a seguir un pequeño recorrido que partiendo de Winterthur nos acerca a la pequeña villa de Kyburg, coronada por su precioso castillo medieval.

Desde el centro de Winterthur, en Markgasse o calle del mercado, tomaremos dirección sur, y pasando por la escuela técnica comenzaremos el ascenso por la calle Turmhaldestrasse que a poco se convierte en pista de tierra que no ascenderá a Bruderhaus, una especie de zoológico donde la estrella invitada es el lobo. Estamos en lo alto de la sierra y ya se divisan las torres del castillo de Kyburg sobresaliendo sobre las copas de los árboles. Continuaremos en dirección este por lo alto de la sierra hasta acercarnos a la sidrería de Eschember, de donde tomaremos un pequeño sendero que atraviesa el praderío y nos irá descendiendo al río Töss. Atravesaremos el río por su precioso puente medieval, y allí mismo comenzaremos el ascenso de los 150 m. de desnivel que nos separan de las torres de Kyburg (Schloss); la ascensión la haremos por unas escaleras de fuerte pendiente y que no se nos olvidarán nunca. El castillo tiene en su interior un museo que bien merece una visita.

  • Fotografías:

contentmap_plugin
Volver