Ficha:

  • Nombre: San Cristóbal (885 m.)
  • Situación: Sierras de Toloño.
  • Punto de partida: Salinillas de Buradón.
  • Desnivel: Unos 320 m.
  • Duración: Unos 8,76 km. y 3,30 horas.
  • Cartografía: IGN_170-I.
Thumbnail image

  • Mapa de situación:

7.9 km, 03:14:32

  • Descripción:

El pueblo de Salinillas de Buradón debe su nombre a unas antiguas salinas, que aun hoy se explotan comercialmente para la obtención de la muera que utilizan algunas fábricas de los alrededores en sus procesos industriales. Por otra parte el barranco de Buradón es el paso natural por el que el río Ebro penetra en tierras riojanas después de que a duras penas ha podido asumir la carga contaminante que han arrojado a sus aguas las plantas químicas de la zona mirandesa. La sierra de Toloño, y mas concretamente su derivación al oeste que conocemos como la sierra de San Cristóbal constituyen una muralla natural que protege a la zona de la Rioja de los fríos vientos del norte y crea el microclima adecuado para el cultivo de la uva de la que luego se extraerán los ricos caldos riojanos.

Aparcamos en la parte este del pueblo, fuera de su recinto amurallado, en lo que los lugareños conocen como Puerta de Arriba. Directamente tomamos la pista que se dirige hacia la sierra de Toloño, señalizada por un poste direccional. Como a un Km. de Salinillas tomamos el desvío a derecha por nueva pista que en dirección sur-este nos va aproximando al desfiladero de La Calabroza, y de este sin pierde la pista nos ascenderá al portillo de Tabuérniga, en cuyos alrededores existió el pueblo del mismo nombre, abandonado en el siglo XVIII. De continuar por la pista que traemos descenderíamos a tierras riojana y mas concretamente hacia La Bastida y San Ginés. Nosotros doblamos a nuestra derecha para por una pista cortafuegos ir tomando el cordal cimero de la sierra, y después de superar un fuerte repecho colocarnos en la cima de San Cristóbal (885 m.).

Las vistas desde esta cumbre son espectaculares. Abajo en su ladera norte sigue dormitando Salinillas de Buradón, que no consigue salir de su letargo invernal. La vertiente sur de la sierra desciende hasta el enorme meandro que el río Ebro describe a su paso por Briñas. Como contrapunto y cerrando el paisaje por el sur la nevada sierra de la Demanda reluce con los soles de la mañana. A nuestras espaldas en dirección este se yerguen orgullosos los riscos de Toloño, a unos 360 metros sobre nuestras cabezas. Continuamos nuestro paseo por el cordal cimero por estrecho sendero que han ido marcando los montañeros que visitan la zona; se trata de un sendero apenas dibujado entre el matorral, y que seguiremos con cuidado de no perderlo pues es nuestro salvoconducto a  través de un terreno muy intrincado. En pasado el monte Espribila, de 851 m. el sendero comienza un descenso brusco hacia el paso de la Lobera donde conectaremos con la pista Camino de Santiago, también GR-99, justamente en el punto donde se halla una pequeña caseta.

Es la pista que une Salinillas de Buradón con la riojana localidad de Briñas, parte de lo que se conoce como Camino de Santiago Alavés. Nosotros seguiremos la pista en dirección norte para como en unos 2 km. desde la caseta volver al pueblo de Salinillas, donde tenemos aparcado el coche. Como disponemos de tiempo nos adentramos en el casco medieval del pueblo, atravesando su Puerta de Arriba, y nos detenemos a contemplar el enorme palacio de los Oñate, situado en el centro del pueblo, y sustentado por unos muros que en tramos superan el metro y medio de espesor. Al igual que en Salinillas y su cinturón amurallado, por la zona se encuentran numerosos restos de pasados guerreros y defensivos contra las incursiones moras que amenazaban la zona por los diversos pasos de la sierra de Cantabria. A mencionar el castillo de Ozio, el de Portilla, el pueblo amurallado de Peñacerrada, Pancorvo,  y un largo etcétera de torres palacio como las de Berganzo y Puentelarrá.

  • Fotografías:

 

  

contentmap_plugin
contentmap_module

Comentarios:

Volver