Ficha:

  • Nombre: Castillo de Quintanilla (673 m.)
  • Situación: Sierra de Quintanilla.
  • Punto de partida: Rivabellosa. Alava.
  • Desnivel: Unos 150 m..
  • Duración: Unos 12,3 km.  y unas 2,30 horas.
  • Cartografía: IGN_137-IV.
Thumbnail image

  • Mapa de situación:

11.9 km, 00:00:00

  • Descripción:

En término de Quintanilla de la Ribera, Ribera Baja de Álava, se encuentra una torre de señales ópticas, cuya función en épocas pasadas se ha olvidado de la memoria de sus gentes. La torre está construida sobre un cerro a los 673 m. de altura, y desde ella se domina una amplia panorámica de la llanada mirandesa, desde los montes Obarenes de la zona de Pancorbo, hasta los confines de la sierra de Cantabria, con el Toloño allá en el horizonte. Los humos de la decadente industria química mirandesa se mezclan con las nieblas matutinas y conceden al paisaje un halo de misterio. La torre a que hacemos referencia se construyó a mediados del siglo XIX en plenas guerras carlistas  por los Liberales, y fue utilizada para comunicar las ciudades de Pamplona y Logroño, que de esta manera se comunicaban los movimientos de tropas tantos las Liberales de Maroto como las de los batallones carlistas de Zumalacárregui. Una serie de torres, unas 15 o 20, rodeaban por la frontera con Castilla el territorio carlista, y de una a otra se pasaban los mensajes que de otra forma había que enviar a lomos de caballo. El inventor de este sistema de comunicación fue el francés Claude Chappé, que llegó a extender su telégrafo óptico a lo largo y ancho de toda Europa.

Aparcamos en el pueblo alavés de Rivabellosa y nos dirigimos a tomar la ancha pista que dejando el cementerio a la izquierda, detrás de la Iglesia, abandona el pueblo en dirección noreste hacia el túnel de la autovía  En pasado este tomamos el primer camino a la izquierda que se dirige directamente hacia la silueta del Castillo de Quintanilla, así se llama la torre de señales a que hemos hecho referencia. Casi en la base del monte donde se encuentra la torre, el camino gira bruscamente a la izquierda en dirección a Quintanilla de la Ribera. Como a unos 300 m. abandonaremos la pista que traemos para tomar un sendero a nuestra derecha que faldeando debajo de la montaña nos llevará hasta el lavadero de Quintanilla, en la parte baja del pueblo. En pasado el lavadero volvemos a tomar a la derecha por la GR1, que asciende directamente por la lomada en dirección al castillo. Como en unos 2 km. desde el lavadero alcanzamos la cima donde se encuentra la torre, a no más de 120 m. de desnivel. Nos encontraremos la torre en plenas obras de reconstrucción, pues está proyectado que sirva para albergue de peregrinos del camino de Santiago que en su tramo alavés pasa a los pies de la torre. Continuamos por la pistas en dirección  a Armiñón, para ir descendiendo la loma por su vertiente este, hacia las amarillas rastrojeras de cereal, y después de varias revueltas ir a tomar la pista, junto a un depósito de aguas,  que sube de Armiñón en dirección a Rivabellosa. Nos hallamos sobre el Camino de Santiago alavés, que volviendo de nuevo al túnel de la autovía nos dejará en Rivabellosa, bajo su preciosa Iglesia de origen románico que preside el centro del pueblo. A no dejar de visitar su coqueta ermita de la Magdalena, también románica,  que vigila en una loma a la izquierda según entramos al pueblo, la vida de todos los vecinos. En épocas pasadas existió en Rivabellosa un Hospital de Peregrinos donde se daba cobijo y cuidados a los viajeros a Compostela.

  • Fotografías:

contentmap_plugin
Volver