Ficha:

  • Nombre: Mugarriluze (1108 m.) y Alabita (912 m.)
  • Situación: Sierras de Elgea.
  • Punto de partida: Elgea. Alava.
  • Desnivel: 504 m.
  • Duración: 10,5 km. y 4,07 horas.
  • Cartografía: Topo Spain.

  • Mapa de situación:

10.5 km, 04:07:27

  • Descripción:

En lo alto de la sierra de Elgea, y casi en la muga con Gipuzcoa, existen unas depresiones kársticas, que a modo de valles hundidos en la altura, llamados poljes en lenguaje científico, forman unos embudos naturales que filtran sus aguas por enormes tragaderas que se infiltran en la tierra mas de 500 m. y sus aguas van a salir en el lado gipuzcoano, en la surgencia de Saratxo. El agua surgente es utilizada en una central hidroeléctrica que aporta a Oñate su fluido eléctrico.

Nosotros subimos del lado alavés de la sierra, concretamente del pueblo de Elguea donde dejamos el coche. Tomamos la ancha pista que en dirección norte asciende al barrio de arriba de Elguea, donde está la Iglesia, y luego nos vamos internando en el bosque por la ancha pista embarrada que lo atraviesa . Aunque más pendiente, en estos meses húmedos es preferible la vía directa que apreciarán en el track. Continuamos dirección norte por anchos caminos sumergidos en los bosque de pinos hayas y carrascos que hemos de ascender hasta casi la base de los molinos eólicos, donde la pista gira a derecha a encaramarse al collado. De momento obviamos la cumbre para descender directos al polje de Alabi(e)ta. Caeremos unos 100 m. desde la cumbre de Mugarri, y ya en su base atravesaremos la amplia caldera surcada de numerosos arroyos que desaparecen a nuestra vista, tragados por la tierra. En un lateral del polje unas cabañas de pastores se solean al sol flojo de Febrero, y ponen el punto bucólico a Alabita. Por el lado oeste subimos la caldera para tomar el camino que en dirección sur asciende a la cumbre de Mugarriluze, su monolito, sus 1108 m de altura, y su parque eólico que bate aspas desesperado ante los envites del viento. De unos 16 molinos que cubren Mugarri, cuatro están parados. Sus Kw están parados en la dinamo que forma la cabeza del molino quijotesco. Sus aspas no baten vientos. Su potencial energético se evapora entre las carísimas facturas de la energía verde. Ente fuertes sacudidas del viento que nos limpia la moquita vamos descendiendo a Elguea, dejando atrás los rugidos de la lucha titánica del gigante renovable contra el dios Eolo y su fuerza destructora.

  • Para mas información:

https://www.youtube.com/watch?v=ryRXwMUKXRg

  • Fotografías:

contentmap_plugin
contentmap_module

Comentarios:

Volver