Ficha:

  • Nombre: Gorosteta (1260 m.), Ipergorta (1235 m.).
  • Situación: Sierra de Gorbea. Macizo de Itxina.
  • Punto de partida: Usabel. Barrio de Orozko.
  • Desnivel: Unos 1100 m. de desnivel desde Usabel.
  • Duración: Unos 15,5 km. y 5 horas.
  • Cartografía: IGN_87-III. MapSource.
Thumbnail image

  • Mapa de situación:

15.5 km, 00:00:00

  • Descripción:

De nuevo a Itxina, el lugar encantado, donde las sorgiñas y los basajaun celebran sus aquelarres nocturnos, presididos por la diosa Mari; aquelarres no exentos de todo tipo de excesos con los que la imaginación de los pastores escapaba al dominio de curas y religiones, que ponían coto a sus fantasías.

En días de niebla el krast de Itxina es un laberinto misterioso donde se disfruta de la soledad y del sonido de la naturaleza, cuando las hayas mueven sus ramas azotadas por el viento helado que juguetea en la sierra de Gorbea. En tales circunstancias adentrarse por sus dolinas y lapiaces es un reto solamente asumible por montañeros experimentados, o por los pastores.

Aparcamos en Usabel, barrio de Orozco, en la BI-4514, y poco antes del km. 32 de dicha carretera. En atravesado el arroyo Alarrieta por el puente del barrio, tomaremos la ancha pista cementada que por la ribera izquierda del arroyo va ascendiendo los fuertes repechos que nos separan de Austigarmín. Durante unos 6 km. hemos de superar los casi 800m. de desnivel, llevando a nuestra izquierda la visión impactante de los farallones de Itxina, que caen desde sus 1000 m. de altura. En el collado de Austigarmín, lugar con encanto pastoril donde los haya, continuaremos la pista a nuestra izquierda para remontar los 200m. de desnivel que nos separan de la cima de Ipergorta. Tenemos a nuestros pies toda la extensión de Itxina, cubierto totalmente por el verdor de las hojas de las hayas recién nacidas. Solamente Altipitatx acierta a levantar su cima del manto verde. Por agradable alfombra herbosa continuamos nuestro camino en dirección a Gorosteta, una de las cumbres que jalonan por el exterior el macizo. Hemos de gatear entre las lajas para acceder a la cima de esta endiablada cumbre, Gorosteta, surcada por infinidad de profundas canales que forman un lapiaz complicado. Abajo a nuestra derecha unas pequeñas chozas dormitan todavía entre el verdor y la placidez de un lugar singular, las campas de Arraba. Delante nuestra, el gigante de la zona, Lekanda, consigue levantar su cima rocosa por entre las hayas. Retazos de niebla blanca se desparraman por las faldas de Gorbea y Aldamín, hurtando sus cumbres a nuestra vista. El ascenso a Austigarmín nos ha llevado casi dos horas, por lo que desistimos de internarnos en Itxina para ascender a Altipitatx, y volvemos sobre nuestros pasos a tomar de nuevo la larga pista que nos descenderá a Usabel.

  • Fotografías:

contentmap_plugin
Volver