Ficha:

  • Nombre: Kolitza (876 m.).
  • Situación: Sierra de Ordunte.
  • Punto de partida: Barrio de Pandozales. Balmaseda (Bizcaya)
  • Desnivel: 740 m. desde Balmaseda.
  • Duración:: 8.850 km. y 3,30 horas. 
Thumbnail image

  • Mapa de situación:

9 km, 03:29:01

  • Descripción:

Hace tiempo que no tocábamos los montes de Ordunte. Los trotamonteros, con alguna discrepancia, decidimos acercarnos a Balmaseda para ascender al Kolitza y Burgueño.

La mañana se presenta luminosa y agradable cuando desde el barrio de PANDOZALES, encima de Balmaseda, tomamos la pista dirección al Kolitza. Unas marcas rojas y amarillas por la parte alta del pueblo nos orientan por el camino adecuado. La pista sendero va ascendiendo suavemente en dirección oeste, acostada en el cordal que lleva a la cima. No tiene pérdida.  A recodos del camino divisamos parte de la sierra de Ordunte, que de este a oste, constituye una formidable muralla, primera dificultad casi insuperable para la entrada de las corrientes húmedas hacia la meseta. Alturas entre 1000 y 1300 m., Burgueño, Balguerri, Maza de Pando, Zalama etc. son verdaderos gigantes que detienen la nubosidad al norte. Seguimos progresando por la pista a la sombra de altos pinares y algún que otro hayedo. Como en una hora desde Pandozales nos presentamos en la base del cono que constituyen los últimos 250 m. de ascensión a la Ermita de San Sebastián de Kolitza. Nos queda un último esfuerzo para llegar a la cumbre. Las gotas de sudor nos caen por la frente cuando vamos remontando la fuerte ladera hacia la ermita que corona la cumbre del KOLITZA(876 m.).

El espectáculo arriba es grandioso. Todo el valle de Karranza a nuestros pies. La línea de costa en la zona de Castro se nos presenta a intervalos entre las brumas. Hacia el sur la brava sierra de la Magdalena, con su majestuoso Castro Grande. Al oeste el Burgueño se nos presenta demasiado lejano como para intentar acercarnos. Tenemos el tiempo medido. Lo dejamos para otro día. Nos contentamos con ascender a la modesta cumbre del TERRERO (907 m.) de la que divisamos el pantano de Ordunte y todo el valle que le da nombre. Descendemos tranquilamente por la misma ruta disfrutando de la suave temperatura de esta preciosa mañana de primavera a mediados del mes de Mayo.

De nuevo el cucu nos sale a saludar aquí y allá. Para mí que es el mismo cucu de todos los días que se nos ha apuntado permanentemente para amenizar nuestras salidas mañaneras. Nuestro cucu tiene el don de la ubicuidad.

  • Fotografías::

contentmap_plugin
Volver