Ficha:

  • Nombre: Costalera (1233 m.)
  • Situación: Sierra de Codés. Entre Alava y Navarra.
  • Punto de partida: Ermita de Ibernalo. Santa Cruz de Campezo (Alava).
  • Desnivel: 600 m.
  • Duración: 10 km. de travesía y 4 horas.
  • Cartografía: IGN-171-2
Thumbnail image

 


  • Mapa de Situación:

9.1 km, 10:06:12

  • Descripción:

En los confines de la provincia de Álava, y separada de la de Navarra por sus moles montañosas, se encuentra la Sierra de Codés. Al igual que su vecina la sierra de Cantabria o de Toloño, de la que se puede considerar una prolongación natural, ambas sierras fueron en la antigüedad bastiones defensivos o fortalezas inexpugnables ante las incursiones moras procedentes de tierras allende la depresión del Ebro. En el siglo XVI las peñas de Codes fueron testigos mudos de las escaramuzas entre beaumonteses y agramonteses seguidores del conde de Lerín. Eran los tiempos en los que Juan el Lobo campaba a sus anchas saqueando a placer a los aldeanos de los valles de Aguilar, Nazar y Santa Cruz de Campezo. Para escapar del asedio de los aldeanos Juan el Lobo o el Moro, como también lo llamaban, se iba a refugiar a los riscos de Malpica, situados a derecha del santuario de Codes, donde existió el castillo que lleva el nombre de Malpica o también llamado castillo de Punicastro. Cuentan que el rufián Juan el Lobo llegó a encerrar a los vecinos de Torralba en la iglesia, a la que habían acudido para oír misa, para mientras tanto desvalijar sus casas y dejarlos sin sus cosechas. Secuestró a alguna mujer del pueblo para que hiciese la comida a los de su tropa y para mas cosas, pues me imagino que por aquellos riscos no andarían muy sobrados de holganzas.
Nosotros vamos a ascender a la sierra por su vertiente norte, valle del Ega, desde el oratorio ermita de IBERNALO. Aparcamos poco antes de llegar a la ermita en un área MERENDERO donde los de Santa Cruz acuden a hacer sus picnics. Tomamos por la vaguada que en dirección sur va acercándose a la sierra. En el punto CRUCE torcemos en dirección este hacia La Dormida, zona donde la naturaleza ha conformado una verdadera selva virgen. El camino va ascendiendo lentamente entre hayas y carrascos para como en unos dos km. del punto CRUCE acceder a un COLLADO y de este en unos 100m. a una especie de MIRADOR del que podemos disfrutar de la contemplación del bosque de La Dormida y de las peñas que caen de Costalera. Retrocedemos de nuevo al COLLADO para continuar el sendero que traíamos y comenzar la verdadera ascensión a nuestro objetivo. El sendero serpentea escondido entre el hayedo y va ascendiendo los casi 400 m. que nos separan del portillo de NAZAR. En el punto PISTA hemos conectado con la que viene de Ibernalo y que hemos traído al comienzo de nuestra ascensión. Del portillo de Nazar tomamos directamente la ascensión a nuestra izquierda por un diminuto sendero que casi se pierde entre el boj y la maleza y que se va encaramando a lo alto de la peña que forma el cordal de Costalera. En momentos llevamos el precipicio a ambos lado de nuestra estrecha senda. Hay que progresar con cuidado. En ocasiones nos hemos de ayudar de nuestra manos para salvar algún que otro destrepe al que nos obligan los escarpes de la sierra. Abstenerse los que sufran de vértigo. La senda está marcada y hay que procurar seguir rspetuosamente las marcas; de lo contrario nos podemos meter en algún lío. En el punto DERECHA estamos ya debajo de COSTALERA al que ascendemos pasando una brecha y tomando por la vertiente sur de la peña. Un delgado cable fijo nos ayuda a hacer cumbre. La vista desde la cumbre se pasea por el extenso bosque que cubre la sierra en todas sus vertientes. Se trata de un verdadero pulmón vegetal que purifica el aire y que nosotros aprovechamos para disfrutar, ya repuestos del esfuerzo de la ascensión. El camino de vuelta al portillo de NAZAR va a exigirnos de nuevo de toda la concentración posible. Un mal paso puede darnos un disgusto. Ya en el portillo retomamos el camino de descenso a Ibernalo; tenemos dos opciones: bien continuar por la pista que traemos o bien en el punto ATAJO DERECHA tomar el descenso directo por la vaguada que nos sacará mas abajo a la misma pista ahorrando unos minutos de tiempo de andada. En el punto ATAJO nos reincorporamos a la misma pista y de aquí de nuevo al punto CRUCE para cerrar la travesía y en breve de nuevo en la zona MERENDERO de Ibernalo.

  • Fotografías:

contentmap_plugin
Volver