Ficha:

  • Nombre: Raya de Alano (2167m.).
  • Situación: Sierras de Alanos.
  • Punto de partida: Camping de Zuriza (Huesca). Valle de Ansó.
  • Desnivel: Unos 900 m. de desnivel desde el Parking Tatxeras.
  • Duración: Unos 16,52 km. de travesía y unas 5,30 horas de duración
  • Cartografía: Alpina. Valle de Belagua, Ansó, Hecho.
Thumbnail image

  • Mapa de situación:

14.8 km, 23:56:25

  • Descripción: 

Es como un permiso que la naturaleza nos concede para poder acceder a sus rincones vedados. El paso de Chandalán o de Tacheras, en el valle de Zuriza, es una brecha abierta en la muralla rocosa que permite el paso a la contemplación de una singular planicie en el centro de una pequeña meseta rodeada en sus bordes por como una docena de picos que la protegen de los embistes de los helados aires pirenaicos. Estamos hablando de la Sierra de los Alanos. No hace una semana que un montañero alavés perdió la vida en los riscos de Petraforca, en circunstancias poco conocidas. La sierra de Alanos, pirineo medio, entre los 2100 y los 2350 m. de altitud no ofrece grandes dificultades, pero hay que respetar las reglas y no enfrentarla mas que por donde se puede. Porque precipicios haberlos haylos. Del camping de Zuriza tomamos a nuestra derecha por pista en su día asfaltada y hoy completamente bacheada.

Aparcamos junto al arroyo, en el Rincón de Tacheras, donde los ganaderos aragoneses tienen sus majadas y sus apriscos. En cruzado el arroyo tomamos por el hayedo, en dirección sur, ascendiendo el marcado sendero que nos llevará a los corrales altos, como a los 1700 m. de altitud. Un concierto de badajos nos recibe arriba en las campas altas de Tacheras. Los perros pastores se descuernan manteniendo al rebaño de ovejas en los términos visibles, proporcionando a los visitantes algún que otro ladrido amenazador. De los corrales volveremos a tomar el marcado sendero hacia un haya solitaria que divisamos arriba, ligeramente a la derecha, y de esta nuestro sendero ascenderá a conectar con la pedregosa pista que nos llevará al Paso de Tacheras. Hace rato que un grupo de montañeros aragoneses nos ha abandonado, quedándose en las laderas inferiores. Las nieblas han hecho su aparición y una fina lluvia comienza a caer cuando enfrentamos el Paso. Con roca mojada superamos el Paso y accedemos a los praderíos de la Sierra de Alano.

Nuestra imaginación no ha olvidado los maravillosos paisajes de este rincón del pirineo aragonés y suple la visión que la naturaleza hoy nos niega. No es día para enfrentar la ascensión del Rincón de Alano ni de Petraforca. Tomamos a nuestra derecha por un cauce seco que nos dirigirá hacia los mas modestos Alanos que escoltan la sierra por su lado occidental.

La Raya de Alano es nuestro objetivo. Abandonamos el cauce seco para ir superando las pindias y herbosas laderas que se nos van presentando. En contacto con la húmeda hierba nuestras botas se van empapando y nuestros pies chapotean dentro de ellas. Atravesamos al lado de una roca aislada que nos servirá de referencia. Los últimos 50 m. son un áspero lapiaz de dura andada, tributo que hay que pagar para ganar la cumbre. Ya en ella, estrecha y peliaguda, los envistes de los vientos lluviosos no invitan a dejar la cumbre de inmediato y volver sobre nuestros pasos. Ni un alma, que nosotros veamos, ha osado superar los farallones de Alanos. Con cuidado, debido a la humedad reinante, vamos descendiendo los 1100m. que aprox. nos separan del  fondo del valle. Ni que decir tiene que en llegados al aparcamiento hemos de despojarnos casi completamente de nuestras empapadas ropas y sustituirlas por algo mas seco.

En el bar de Zuriza un caldito caliente nos devuelve a la realidad de la vida. Es el puente del Pilar 09 y el forecast era netamente favorable para la zona. Nunca llueve a gusto de todos.

  • Fotografías:

contentmap_plugin
contentmap_module

Comentarios:

Volver