Ficha:

    • Nombre: Peña Telera (2762 m.)
    • Situación: Sierra de Partacúa. Valle de Tena. Huesca.
    • Punto de partida: Piedrafita de Jaca. Parking de Lacuniacha
    • desnivel: 1400 m.
    • Duración: 8 horas (ascensión 4,5 horas).
    • Cartografía: Topo Spain.
 Thumbnail image

    • Mapa de situación:

7.5 km, 19:33:13

    • Descripción:

Localizada al sur del valle de Tena, la sierra de Partacúa acoge una serie de cimas que rondan los 2500 - 2800 metros y cuya máxima elevación es la Peña Retona, seguida muy de cerca por la Peña Telera. Si la cara sur de esta sierra es de apariencia relativamente suave, su cara norte, con paredes verticales de 1000 metros de desnivel, posee una vista abrupta e imposible. Un farallón rocoso que se extiende de noroeste a sudeste durante unos cinco kilómetros seccionado por canales y collados que permiten una ascensión relativamente sencilla y que de otra forma requeriría de una escalada al más puro estilo "big wall".

La ascensión normal por su cara norte parte desde el parquing del Parque faunístico Lacuniacha, situado a pocos kilómetros de la localidad de Piedrafita de Jaca. Ya desde aquí seguiremos la pista (o atajaremos por caminos) que en dirección SO lleva hasta el Ibón de Piedrafita, situado bajo la estética pared de Peña Parda desde donde podremos divisar la envergadura de la ascensión que nos espera. A la izquierda de Peña Parda ya se dibuja el cono de deyección que será nuestro primer importante obstáculo a salvar, la Canal Grande, una lengua de rocas arrastradas durante milenios por aludes y otros procesos erosivos de casi 800 metros de desnivel y terreno resquebrejado e inestable, que nos colocará en el collado de Cabichirizas. En cualquier caso, huelga decir que la dura ascensión se verá recompensada: la vista desde el collado es sobrecogedora y nos acompañará ya durante el resto de la ascensión.

Desde el collado hay dos posibilidades de ascensión a Peña Telera y nosotros optamos quizás por la más estética pero también más comprometida, una senda que discurre por una estrecha repisa en la misma base de la pared de Peña Parda con un precipicio importante a nuestra derecha. Si bien en verano hay que ir con cuidado pero se hace sin mayor dificultad, con presencia de agua o hielo la travesía puede resultar realmente complicada y no debe hacerse sin el conocimiento ni el material adecuado. Es una travesía de apenas un kilómetro pero realmente merece la pena hacerla por el ambiente alpino en el que está enmarcada. La senda termina en una serie de chimeneas que, bien cogidas, requerirán alguna trepada pero sin dificultad reseñable para el montañero acostumbrado a trotar por Pirineos. Aún nos queda subir por la fuerte arista somital, el esfuerzo final de esta memorable ascensión antes de alcanzar la cima de la gran Peña Telera.

Imperdible ascensión de Pirineos. Una joya.

 

    • Fotografías:

contentmap_plugin
Volver