Ficha:

  • Nombre: Piña Helada (433 m.)
  • Situación: Serra Gelada. Altea. Benidorm.
  • Punto de partida: Cap Negret. Altea.
  • Desnivel: 430 m. de desnivel desde Playa Albir.
  • Duración: 19 km. de travesía y unas 5 horas.
  • Cartografía: Mapsource.
Thumbnail image

  • Mapa de situación:

18.9 km, 00:00:00

  • Descripción:

La Serra Gelada constituye un espacio natural de singular belleza, que se asoma al mediterráneo desde su balconada verde entre los pueblos de Altea y Benidorm, por no nombrar mas que a los mas significativos. Su altura mas elevada se levanta a los 450 m. desde el mismo nivel del mar, donde forma preciosas caletas que hacen las delicias de los numerosos yates que recalan en ellas. En sus laderas este, mirando al mar, acantilados de mas de trescientos metros descienden verticales hasta mojar sus pies en las saladas aguas del mediterráneo.

 La presión urbanística asciende imparable por su ladera oeste y sur destrozando a su paso la preciosa pineda que todavía cubre sus arenales. Nadie pone coto a la piqueta y a la hormigonera; ni la declaración de espacio protegido es suficiente ante la sed especuladora desatada en esta parte de la costa alicantina.

Desde Cap Negret y en agradable paseo vamos a acercarnos a la playa del Albir, y de esta ascender a lo alto de la sierra. Pasearemos en primer lugar por la sinuosa carretera que por la vertiente norte de la montaña, y dando cara a la Sierra de Bernia y a las playas de Calpe, nos llevará hasta el Far d’Altea. Situado en un pequeño promontorio el Faro es un precioso balcón donde asomarnos a contemplar las inmensidades del Mediterráneo, el Mare Nostrum, y a toda la inmensa bahía de Altea Calpe. Retrocederemos casi hasta el comienzo de la carretera, hasta un merendero donde junto a un monolito pintado de amarillo arranca una escalera y las marcas que nos pondrán sobre el camino de ascenso a la cumbre Gelada. El camino serpentea por la pineda ganando metros poco a poco hasta que como en una hora desde el monolito accedemos hasta las horribles antenas que ocupan la cubre del pico Helado.

Una maravilla la contemplación desde esta cima de las sierras de Aitana y Bernia, casi hasta los confines de Alcoy. De norte a sur se extiende la larga costa alicantina, donde una ligera niebla enmascara las inmesas urbanizaciones que cubren la costa.

  • Fotografías:

contentmap_plugin
Volver