Ficha: 
  • Nombre: Ruta del río Borosa. Desde la piscifactoría hasta el embalse.
  • Situación: Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas (Jaén).
  • Punto de partida: Piscifactoría (a 2 Km. del centro de visitantes de la torre del vinagre)
  • Desnivel: Unos 600 m.
  • Duración: 24 km. de travesía. 7 horas.
  • Cartografía: Topo Spain
Thumbnail image
  • Mapa de situación:

23.2 km, 05:44:24

  • Descripción:

Con la mayor extensión protegida de toda España, el Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas es un espectáculo para los amantes de la naturaleza. En pocos lugares de España se respira esa sensación a naturaleza en estado puro, y en pocos lugares se puede ver, para desgracia de otros, tanta integración entre el hombre y su medio, una integración entendida desde el respeto y construida en base a la igualdad entre animales. El montañero que se adentra en este parque no camina solo, campan a su alrededor ciervos, cabras montesas y jabalíes, muflones y gamos, aguilas reales y quebrantahuesos.

La ruta comienza junto a la piscifactoría, tras atravesar un puente que cruza el río con un cartel que indica el inicio de la ruta. La ruta está marcada y no tiene pérdida si se hace con buena luz, sin embargo, es larga por lo que conviene no tomársela con demasiada calma si no se ha madrugado. El camino avanza en todo momento paralelo al río, bien sea en la vera derecha o en la izquierda. A unos 5 kilómetros del inicio (waypoint DESVIO CERRADA), la ruta se divide en dos: se puede continuar el camino bien trazado que avanza por la izquierda o coger el camino que tira para lado derecha, acercándose más al río. Este último camino, que nosotros recomendamos, nos llevará a la cerrada de Elías, un angosto tramo del río que discurre entre paredes verticales y que podremos recorrer por un estrecho pero cómodo camino. Al salir de la cerrada se juntan de nuevo ambos caminos para continuar hasta la central hidroeléctrica Salto de los Órganos. Una vez aquí podemos vislumbrar el gran salto de nivel que hace el río en su cauce y que el ingenio humano ha canalizado para aprovechar energéticamente. Se hace aquí también el montañero una idea del desnivel que le queda por salvar hasta el embalse.
El camino continúa paralelo al río, pero esta vez, ya sí, ascendiendo nivel. Un desgaste para las piernas pero un regalo para la vista. El río Borosa ha ido modelando el terreno, creando cascadas, saltos y pozas. Avanzaremos así, hipnotizados por esta naturaleza sabia y antigua, hasta darnos de bruces con las grandes paredes rocosas que ya sí nos separan del embalse de la laguna Valdeazores. A partir de este punto de poco sirven las indicaciones del gps, ya que tendremos que salvar este desnivel rocoso a través de las grutas horadadas en la roca  para canalizar el agua desde el embalse hasta la central (llevar frontal). Una vez atravesadas todas ellas, llegamos directamente al embalse, objetivo de nuestra excursión. La ruta de vuelta se hace por el mismo camino.

  • Fotografías:

contentmap_plugin
contentmap_module

Comentarios:

Volver