Ficha:

  • Nombre: Lazkueta (1088 m)
  • Situación: Sierra de Entzia (Opakua)
  • Punto de Partida: Alto puerto de Opakua
  • Disrancia: 15,3 km. Parte en coche..
  • Desnivel: 140 m
  • Duración: 4.15 h.
  • Cartografía: Topo Spain.

  • Mapa de situación:

    15.3 km, 04:15:48

  • Descripción:

Podríamos decir, que la sierra de Opakua, como parte de la sierra de Entzía, une en dirección oeste-este la sierra de Urbasa con los montes de Vitoria. Es una enorme reserva forestal subida en un altiplano sobre los 900 y mil metros de altura, y que por su parte norte es escoltada por la carretera N1 de Vitoria a Pamplona. Todo el altiplano es una sucesión de bosques, generalmente hayedos, de grandes praderas donde el ganado ha apacentado desde siempre, tanto en el lado Navarro como en el lado alavés. Una gran tapia divide la sierra para diferenciar los pastizales navarros de los alaveses, “porque amigos SÍ, pero la borrica al linde”.

En sus vertientes norte y sur, la sierra se halla escoltada de numerosas cumbres, Legumbe, Santa Elena, Larredez, Mirutegui, Ballo etc. en su lado norte, San Cristobal, Murube, Isluce,  Larregoiko,  Bitigarras etc. por su laso sur, que cae hacia el valle de Arana, todas entre los 1000 y 1300 m.

De Salvatierra ascendemos a la sierra en pasado el pueblo del mismo nombre que dormita en sus laderas.  Nada más coronar la sierra tomamos a los 900 m. de altura aprox.  una carretera a la izda, muy bacheada, que en unos 4 km. nos llevará al punto INICIO de nuestra travesía, cercano a la fuente de Itaida.  A partir de este momento nos internaremos en el hayedo, limpio en su base, pero lleno de ramas desgajadas por los recientes vientos, y que ponen dificultad en nuestra andada. Pasaremos el Laberiento de Katarri, subiremos al monte Lazkueta, continuaremos al laberinto Arno  y de allí a las chabolas de Legaire, todo a monte través, sin caminos. Cercana a las chabolas de Legaire  surge una mal trazada pista que en dirección este nos acercará a la cueva de Iguarán, para conectar luego con las amplias campas de Legaire . Un rato por las pistas de Legaire para volver a meternos en el bosque, dirección a Itadia, zona de seteros, guiados únicamente por el sendero dibujado en el GPS, no olvidarlo, y llegar al coche que toma el sol bajos unas enormes hayas.

Se recomienda esta travesía al montañero que ama al bosque en solitario, donde se aprecian los sonidos de la naturaleza, el canto de los pájaros, los silbidos del viento, y el murmullo de las aguas salvajes.

 

  • Fotografías:
contentmap_plugin
Volver