Ficha:
  • Nombre del monte: Santa Marina (1068m.); Balankaleku ( 1077m.).
  • Localización: Sierra de Urbasa
  • Punto de partida: Urdiain (Navarra)
  • Desnivel: 551 m.
  • Duración de la travesia: 3,5 horas ida y vuelta y 11,90km.
Thumbnail image

 


  • Mapa de situación:

10.1 km, 00:10:54

  •  Descripción:

Cuando enfilábamos la barranca rumbo a Urdiain el termómetro marcaba los 7,5º bajo cero. Era la madrugada del día 24 de Diciembre. El invierno desplegaba sus mejores galas. Los campos comenzaban a relucir su blanco escarchado con los primeros rayos de sol. La carretera brillaba delante del coche como un espejo. Había que conducir despacio por si las moscas. Aparcamos en URDIAIN en la placita delante de la Iglesia. Tomamos por la calle principal, dirección sur hacia la sierra de Urbasa, por la Portuko Kalea, en dirección a la fuente en la parte alta del pueblo. Por la izquierda de la fuente tomamos la ancha pista que nos conducirá sin ninguna duda hacia la sierra. La temperatura baja por momentos con los primeros rayos y la sensación térmica con el aire que cae de la sierra es bajísima. En seguida la pista tuerce hacia la izquierda para en amplias curvas ir ascendiendo los repechos hacia las fajas altas del cortado. Pasamos los puntos CURVA y HAYEDO sin haber dejado la pista inicial, desechando desvíos a izquierda y derecha. El hayedo tirita de frío bajo el viento serrano. Las heladas ramas de las hayas presentan un blanco cristalino fruto de la congelación de la escarcha. La pista se empina, ya decidida en el punto PORTUKO, a superar los últimos escalones de la sierra. Penetramos en la terraza superior de la sierra cuando ya el sol asoma por entre las peñas. La fuente de Santa Marina, como a 50 metros del Portuko, nos presenta su pilón helado apenas horadado por el chorro de agua que cae de su caño. Una última revuelta por la amplia llanura y coronamos la sierra por el PORTILLO vallado. Las últimas nieblas de la mañana juegan con los riscos cimeros y abajo en el valle la campana de la iglesia arranca a los aldeanos de sus camas. Tomamos a nuestra izquierda para como en unos diez minutos coronar el monte SANTA MARINA (1064m.). Nos hemos de refugiar rápidamente en la ermita del mismo nombre, 50 metros mas abajo, pues nuestras extremidades están a punto de congelación. Ya dentro del refugio que hay junto a la ermita damos buena cuenta de nuestro almuerzo, preparando nuestro estómago a la cena que nos espera a la noche. Con harto sentimiento abandonamos el refugio para dirigirnos al monte BALANKALEKU, como a unos dos Km. de Santa Marina, y en dirección oeste por el borde del dortado. En el horizonte la llanada alavesa sigue sumida en una espesa niebla que no levantará en todo el día. Desafortunadamente no hay buzón en el punto que las coordenadas señalan como correspondiente a Balankaleku. El monte ha sido borrado de las listas oficiales, como castigo a su poca prominencia. Existe otro balankaleku en la sierra de Altzania. Desandamos de nuevo hasta el portillo y comenzamos el camino de regreso a Urdiain . Cuando entramos de nuevo en el pueblo apenas el sol ha podio caldear ligeramente el ambiente. En el centro del pueblo un precioso tejo centenario se levanta orgulloso exhibiendo adornos navideños. A pesar de sus años el tejo muestra una juventud insultante. Seguramente nadie del pueblo lo vio plantar.

  • Fotografías:

 

contentmap_plugin
contentmap_module

Comentarios:

Volver