Ficha:
  •  Nombre: Collarada (2887 m)
  •  Situación: Valle de Canfranc
  •  Punto de Partida: Cara SO Cubilar d’a Espata- Refugio La Trapa
  •  Distancia: 14 km.
  •  Desnivel: 1200 m
  •  Duración: 7h.
  •  Cartografía: Topopirineos / Cuadernos pirenaico

Thumbnail image


  • Mapa de situación:

14 km, 06:42:24

  • Descripción:

El Collarada, con sus 2887 metros, prevalece en altura sobre las montañas circundantes haciendo de él un magnifico mirador del Pirineo. Es la cumbre más alta de la zona, se alza dos mil metros sobre el valle, con lo que unido a su característica estructura en forma de collar no es de extrañar que sea un preciado objetivo para cualquier pirineista. Tiene varias vías de ascensión: sea quizás la más impresionante la que ataca por la cara norte, vía Ibon de Ip, sin embargo, la ascensión por su cara SO, y que aquí se describe, permite disfrutar, debido a su fuerte desnivel, de los diferentes estratos naturales que componen el pirineo.

La ruta propiamente dicha comienza en el refugio de La Trapa. Para acceder a él existen dos posibilidades: en los meses de verano es necesario alquilar una de las plazas de los Land-Rovers que parten a varias horas desde Villanua; fuera de los meses estivales es necesario pedir un permiso de circulación (5 diarios) para acceder por la pista que asciende hacia La Trapa con el vehículo propio (la pista es bastante mala). Esto nos permite ahorrarnos 800 metros de desnivel. Desde La Trapa la ruta asciende hacia el norte hasta dar a una canal pedregosa equipada con una cadena que nos permite salvar el muro o collar que flanquea Collarada. El paso en verano resulta sencillo (la cadena parece más bien pensada para los meses de invierno). Desde aquí el ascenso hacia la cima es evidente y continúa ganando nivel para ir progresivamente abandonando las praderas herbosas y entrar en las duras pedrizas que se dirigen hacia el farallón rocoso final. Una canal de fácil trepada y nada aérea nos permitirá flanquear el último muro (¡cuidado con tirar piedras!) que ya nos pone en la divisoria de las caras norte y sur, permitiendo ya sí disfrutar enteramente de las grandes vistas de las que goza esta mole: Aspe, Lecherines, Midi, Balaitous, Infiernos… El Pirineo a nuestros pies. La vuelta se realiza por el mismo camino, teniendo cuidado de no tirar piedras a los montañeros que ascienden.

  • Fotografías:
contentmap_plugin
contentmap_module

Comentarios:

Volver