Ficha:

  • Nombre: Albertia (866 m.), Jarindo (894 m.), Maroto (864 m.).
  • Situación: Sierra de Arlabán.
  • Punto de partida: Club de golf Larrabea. Carretera Villarreal a Landa. Vitoria-Gasteiz.
  • Desnivel: 321 m. De Larrabea a Jarindo.
  • Duración: 4 horas de andadura y 14,3 km de recorrido.
  • Cartografía: IGN-112-II.
Thumbnail image

  • Mapa de situación:

13.6 km, 00:00:00

  • Descripción:

Una salida agradable y sencilla para los montañeros vitorianos es la visita a los montes de Arlabán. Le queda poco tiempo a este pequeño macizo antes de que las máquinas perforadoras y excavadoras comiencen a roer sus entrañas para abrir paso a la alta velocidad. Preciosos bosques en buen estado de conservación cubren sus laderas y en temporada son un verdadero paraíso para los seteros que se adentran en sus umbrías en busca de los preciados frutos de la micología.


Así mismo la sierra de Arlabán nos trae recuerdos bélicos, pues ambos bandos contendientes en nuestra guerra civil se zurraron de lo lindo por estos lares. El monte Albertia todavía presenta las heridas que en forma de trincheras le infligieron los contendientes. Cada bando escogió un monte de la zona para honrar a sus muertos, cuando los montes no tienen nada que ver con nuestras locuras, ni toman partido por nadie.


Aparcamos junto al club de golf LARRABEA, finca creada por el sevillano Miguel Rodríguez Ferrer a mediados del siglo XIX. Tomamos una pista a la izquierda que arranca como a unos 100 metros de la entrada al club siguiendo por la carretera en dirección este. La pista se va adentrando en el bosque y en breve comienza a ascender suavemente las laderas del Albertia. En lo profundo del bosque pasamos al lado de las RUINAS de una chabola y continuamos el ascenso hasta el collado campa de la MANZANILLA, donde una gran estela de piedra nos recuerda la batalla de Villarreal que tuvo lugar en los comienzos de la contienda civil, en el año 1936. En la campa tomamos a izquierda en dirección noroeste por la lomada que en unos 20 minutos nos llevará a la cima de ALBERTIA. Un laburu recuerda en la cima a los caídos del partido ANV, presente en la contienda. Desandamos el camino de nuevo hacia la campa de la manzanilla atravesando el frondoso hayedo cimero cuya fronda no deja casi pasar los rayos del sol. De nuevo en la Manzanilla tomamos dirección norte hacia el cordal que une los montes Maroto y Jarindo. En lo profundo del valle el camino se bifurca; tomamos a DERECHA ascendiendo ya fuertemente hacia el punto CRUCE en lo alto del cordal. Del punto cruce tomamos a la izquierda en dirección noroeste por un precioso camino cubierto a ambos lados de enormes cipreses que casi juntan sus copas en lo alto del cielo. Ya no tenemos pierde y como en unos 2 km. de agradable paseo y pasada una verja metálica enfrentamos la ascensión al monte JARINDO superando una empinada ladera. La cima del Jarindo se encuentra totalmente despejada de vegetación, y es un buen observatorio de los valles y montes de la zona. Volvemos sobre nuestros pasos hasta el punto CRUCE y seguimos en dirección este hasta el punto CRUCE2 donde giramos a la derecha para dirigirnos a la cima del MAROTO por una sucia pista que se desdibuja en el bosque. El buzón del Maroto se halla casi escondido en la espesura y es difícil dar con él. Por falta de tiempo dejamos el ascenso al monte Isusquiza donde una enorme cruz recordó a los caídos del bando nacional. Del Maroto como en una hora y media y por el mismo camino desandamos el trayecto al club Larrabéa después de unas 4 horas de agradable paseo por el bosque de la sierra de Arlabán y sin casi haber podido ver el cielo atrapados en la frondosa foresta.

  • Fotografías:

contentmap_plugin
contentmap_module

Comentarios:

Volver